Mi?rcoles, 25 de abril de 2007
340x250px - 24.7 Kbytes


Canis lupus, ojos encendidos, piel parda, cola oscura como la raya que a veces se dibuja sobre sus zarpas, cuarenta kilos de peso... Es el lobo ib?rico. Consolidada su presencia en Castilla y Le?n desde unos de los ?ltimos reductos en los que logr? sobrevivir en la pen?nsula Ib?rica, la zamorana sierra de la Culebra, y tras sortear mil obst?culos como el r?o Duero, hace ya algunos a?os que consigui? asentarse en manadas en Valladolid. Luego se extendi? a ?vila y Segovia y en los ?ltimos tiempos explora el territorio madrile?o, en el que desapareci? hace 40 a?os.

El lobo, seg?n fuentes del Patrimonio Nacional, ha sido visto en el ?ltimo a?o en localidades segovianas lim?trofes con la regi?n. En la anterior primavera fue en Riofr?o, en oto?o en Cerezo de Abajo y en invierno en Cerezo de Arriba, asegura la bi?loga Yolanda Cort?s.

Ejemplares del depredador tambi?n han sido avistados en Somosierra, sobre el t?nel de la A-1, ya en territorio de la Comunidad de Madrid, seg?n Teo Oberhuber, de Ecologistas en Acci?n. Y la pasada semana, en Santo Tom? del Puerto, en el linde segoviano con la regi?n, un investigador del Consejo Superior de Investigaciones Cient?ficas (CSIC) en el Museo Nacional de Ciencias Naturales, ingeniero de Montes y una de las principales autoridades espa?olas en la materia, Fernando Palacios, tambi?n lo vio. Todos aseguran que el trasiego de ejemplares por los l?mites de la Comunidad de Madrid es un hecho que jalona un proceso.

Lo interpretan como un hito ecol?gico favorable desde la perspectiva conservacionista, ya que reaparece en un h?bitat del que hab?a desaparecido. El retorno es fruto del tes?n de aquellos cient?ficos y activistas civiles con sensibilidad ecol?gica que no se rindieron ante la deriva hacia la extinci?n que esta especie de depredador emprendi? cuatro d?cadas atr?s por innumerables causas, quiz? con la caza por ganaderos airados como la m?s importante.

Pero los expertos avisan de que, a pesar de la buena nueva, a?n existen riesgos que pueden obstaculizar su viabilidad como especie. "El principal riesgo que puede empa?ar este ?xito es el car?cter de la ganader?a en Madrid que, por su dispersi?n, carece de pastoreo", explica Fernando Palacios. "El lobo vive bien en ?mbitos humanizados", se?ala Oberhuber. "Le basta con que le dejen en paz y tener alimentos".

Yolanda Cort?s, destaca que tal cercan?a hace a los lobos merodear sin grandes problemas en torno a vertederos suburbanos, donde se alimentan de restos org?nicos. "Pero ello es una perversi?n", se?ala Palacios. "El lobo es un depredador que se alimenta de animales salvajes, no dom?sticos; suele comer corzos o jabal?es y no necesita recurrir a otro tipo de alimento a no ser que se le fuerce a ello; por esta raz?n, cuando recurre a alimentarse de animales de granja o al ganado bovino u ovino, es porque algo ha alterado la cadena tr?fica natural", matiza.

Los lobos que ahora transitan por Madrid tuvieron que sortear una cadena de obst?culos de extraordinaria dificultad, ya que las principales colonias que lograron sobrevivir en Espa?a se hallaban en el extremo noroccidental, Galicia y Zamora. Desde all? se expandieron hacia el Sistema Central, al sur, y al este, donde hab?an residido durante siglos.

En toda Europa el lobo cuenta hoy con protecci?n plena. Sin embargo, en Castilla y Le?n, de donde proceden los ejemplares que llegan a Madrid, es considerada una especie animal "susceptible de ser cazada", lamenta Palacios. All? viven, entre Zamora y Galicia, la mayor?a de los ejemplares que hay en Espa?a, entre 1.400 y 2.000, aunque donde m?s r?pidamente crece la especie es en Asturias gracias a la prohibici?n de su caza.

"Castilla y Le?n ha establecido un sistema de cuotas o subasta mediante el cual cazar un lobo es posible por un precio de entre 8.300 y 9.100 euros. "Tal como era de esperar, de este sistema ha surgido un circuito paralelo que desemboca en el furtivismo y, como todo cazador de caza mayor anhela poseer el trofeo de un lobo en su haber, se desembolsan entre 1.000 y 2.000 euros para conseguirlo de manera ilegal", explica Palacios.

As?, cada a?o mueren abatidos en toda Espa?a entre 300 y 400 lobos, cifra muy similar a la de cachorros que se calcula que es capaz de sacar adelante cada a?o la poblaci?n de lobos espa?oles. Es decir, se estanca la poblaci?n y en algunos lugares, como Castilla y Le?n, desciende un 20% anual.

"Con objeto de facilitar la caza subastada, en las zonas donde acuden los lobos se instalan comederos con restos de animales de granja cuya ingesti?n desvertebra sus h?bitos alimenticios y les inocula la querencia por este tipo de alimento que, a su vez, trasladan luego en ataques a granjas y reba?os, lo que a su vez desencadena la furia de granjeros. ?se es el circuito perverso", explica Fernando Palacios.

Yolanda Cort?s, por su parte, asegura: "Los ataques de perros asilvestrados son m?s graves que los de lobos, porque aqu?llos conocen al hombre y el lobo, no". Pero subraya que en el l?mite de Segovia con Madrid se combaten estos ataques con mastines y vallas electrificadas.
Publicado por blur0078 @ 21:01
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios